La otra vereda

“La otra vereda”, nace del interés por desenmascarar las paradojas  sociales vivenciadas por el sector marginal de la población, que se encuentra en situación de calle en la Ciudad de Buenos Aires. A través de este relevamiento se busca interpelar las ambigüedades dialécticas del fenómeno urbano, mostrando la crudeza de las relaciones de poder, impuestas por el sistema e implícitas en el paisaje de la metrópoli. Así se apela al contraste irónico entre dichos sujetos y la escenografía urbana, representado en la simbología estilística de su arquitectura y/o en los mensajes comerciales, publicitarios y urbanos, inscriptos dentro de ella.

Bajo estos aspectos conceptuales y estéticos las fotografías se expresan primeramente en acto, distanciándose del funcionamiento cotidiano de las ciudades, con el objetivo de filtrar los mensajes distractivos y coercitivos implícitos en ella.  En este acto se revela la sistematización de actividades, el consumo masivo y a los medios de comunicación -entre otros- como generadores de los estandartes que servirán a la construcción de realidades sociales evasivas para con los sectores marginados de la población.

Estas imágenes veladas por las luces de la contemporaneidad, se identifican con los cánones de belleza impuestos por la cultura masiva. Bajo el recurso de “estetizar la pobreza” se ubica a la persona en el centro de la escena urbana para captar la atención de aquellos que atraviesan la ciudad naturalizando a los sujetos en situación de calle como entidades anónimas devenidas en paisaje.